Comer atún fortalece el sistema inmunitario

Durante los cambios de estación es cuando se producen la mayor parte de resfriados e infecciones, ya que el organismo debe adaptarse a nuevos hábitos y condiciones medioambientales, que pueden resentir el sistema inmunitario.

El sistema inmunitario es el mecanismo de defensa del cuerpo frente a agentes externos. Gracias a esta barrera protectora, nuestro organismo se protege de diferentes enfermedades, infecciones o virus, como el Covid-19.  

Hidratación, ejercicio y una buena alimentación son las 3 claves para subir las defensas de nuestro organismo y prevenir el desarrollo de algunas enfermedades. En el post de hoy te contamos los beneficios del atún para fortalecer el sistema inmunitario.

El atún destaca por su aporte en nutrientes y vitaminas

Mantener un estilo de vida saludable es una de las mejores estrategias para que el sistema natural de defensa del organismo esté fuerte y sea eficiente. En este sentido, la alimentación juega un papel determinante. Y es que el 80% del sistema inmunológico se encuentra en el intestino. De ahí la importancia de ingerir alimentos que sean ricos en nutrientes y vitaminas.

Comparado con otros pescados, el atún sobresale por su aporte nutritivo de vitaminas, minerales y antioxidantes. Entre las vitaminas del grupo B presentes de forma natural en el atún destacan la B3, B6 y B12:

La vitamina B3 ayuda a que la piel, los nervios y el aparato digestivo se mantengan saludables.

La vitamina B6 (piridoxina) es importante para el desarrollo cerebral normal y para mantener saludables al sistema nervioso y al sistema inmunitario.

La vitamina B12 es un nutriente que ayuda a mantener la salud de las neuronas y la sangre. Además, suministra energía al cuerpo. El contenido de vitamina B12 en el atún supera al de las carnes, huevos y quesos.

Asimismo, los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA, presentes en el atún, fortalecen el sistema inmune y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer, entre otros. El omega-3 EPA (ácido eicosapentaenoico) es importante para mantener un corazón fuerte y unos vasos sanguíneos saludables. Por su parte, el omega-3 DHA (ácido docosahexaenoico) permite que las neuronas se comuniquen entre sí. De esta forma, ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer.

Como explicamos en un post anterior, los beneficios del atún van más allá del fortalecimiento del sistema inmunológico, y es que su consumo está indicado en dietas deportivas y para perder peso, pues favorece el desarrollo muscular y disminuye la cantidad de grasa corporal.

 

Bebe agua y realiza actividad física

Además de una alimentación saludable, es realizar algún tipo de actividad física. El deporte y el ejercicio son muy importantes para mantener la salud del sistema inmune. También es recomendable evitar, en la medida de lo posible, episodios de estrés y beber suficiente agua. Estar deshidratado ralentiza el transporte de las células inmunitarias por nuestro cuerpo, lo que puede conducir a un sistema inmunológico deteriorado.

En definitiva, tener un sistema inmunitario sano nos ayudará a hacer frente a los virus y disminuir el riesgo de contraer enfermedades. Así que, no olvides incluir atún en tu lista de la compra 😉